En los centros para personas mayores de nuestra organización, ponemos el acento en los siguientes rasgos que conforman la identidad de nuestras residencias de mayores

a) Rasgos de identidad de nuestras residencias en Valencia derivados del carisma de la “secularidad consagrada”:

– Son Centros innovadores, con una visión positiva de la creación, de la persona, del progreso y de la ecología, que realzan el valor de lo pequeño, lo cotidiano.
– Asumimos los valores humanizadores de la cultura actual y nos esforzamos por descubrir los elementos que, bajo apariencia de progreso y autonomía, se alejan del proyecto de persona y sociedad que propone el Evangelio.
– Respetamos y acogemos la diversidad de culturas, de razas y de creencias, como oferta de sentido para la persona humana y para la sociedad.
– Promovemos el compromiso por la justicia y la fraternidad universal, la participación activa en la transformación y mejora del mundo.

b) Derivados de nuestra misión, “apostolado social obrero”, somos

:
- Centros evangelizadores, que damos a conocer la Buena Noticia de Jesucristo.
- Promotores de la “cultura del trabajo bien hecho”, implicando a todo el personal en la tarea de mostrar la belleza de la creación y la bondad de las acciones del hombre que trabaja por mejorar el mundo.
– Centros inmersos en su entorno: abiertos a colaborar con otras instituciones.
– Centros que se saben familia, procurando siempre la relación fluida y participativa entre todos.

c) Derivados de nuestra espiritualidad cristológica y mariológica

:
– Centros que cuidan la vida y favorecen el conocimiento de Jesucristo, el sentido positivo del esfuerzo y del sufrimiento, la humildad y la fortaleza.
– Comprometidos en el diálogo fe-cultura-vida, que anuncia la Buena Noticia con un lenguaje y signos comprensibles y significativos.
– Promotores de diálogo y reconciliación, que ayudan a las personas a madurar en sus relaciones interpersonales, sociales y eclesiales; a dialogar con honestidad y rigor con la cultura actual desde las convicciones cristianas; a ser fermento de unidad y reconciliación.